¿Cuál es la importancia del compromiso en torno al ODS 7?

Andrea Dorantes Gómez*

31 de mayo de 2021

El acceso universal a energía asequible y no contaminante resulta una prioridad en la Agenda del 2030 debido a la importante necesidad y dependencia que el actual estilo de vida tiene en el uso de la energía.

El acceso universal a energía asequible y no contaminante resulta una prioridad en la Agenda del 2030 debido a la importante necesidad y dependencia que el actual estilo de vida tiene en el uso de la energía. Este uso representa medios y métodos para producir bienes y servicios básicos para el bienestar de la población como la generación de alimentos, el uso de equipos médicos, la provisión de alumbrado y otros servicios que a su vez influyen en la seguridad y la facilitación de actividades económicas. La generación y provisión de dichos bienes y servicios se encuentran bajo la esfera de competencia municipal ya sea directa o indirectamente, lo cual lo hace un tema de relevancia para las candidaturas a la presidencia municipal. Si bien es cierto que el acceso a la energía es una necesidad básica en la vida diaria, también es cierto que los actuales métodos más utilizados para generarla representan una grave problemática medioambiental que al mismo tiempo impacta de manera negativa la vida cotidiana de la población general.

El crecimiento poblacional ha traído consigo un incremento en la demanda de bienes y servicios básicos, ya que mientras más personas hay en el planeta mayor demanda hay de recursos. Esta demanda ha provocado un aumento en la generación de energía la cual, como se mencionó en el párrafo anterior, suele hacerse en su mayoría por medios contaminantes o no sustentables, basados principalmente en la quema de combustibles fósiles. La problemática de este proceso yace en el hecho de que representa la segunda fuente principal de liberación de una gran cantidad de Gases de Efecto Invernadero (GEI) (CEMDA, 2016), asimismo, figura el 15% del consumo global de agua (Consulmex, 2019). Son justo estos elementos los que abonan a la actual crisis medioambiental y lo que lleva a la necesidad del uso de energías renovables y no contaminantes en la búsqueda por lograr el acceso universal a la energía.

De acuerdo a un análisis de Mide Jalisco que utiliza datos del último censo poblacional llevado a cabo en el año 2020, el porcentaje de viviendas con cobertura de servicios básicos (incluyendo el acceso a energía) es de 97.9% (MIDE Jalisco, s.f.). A pesar de que dicha cifra representa un dato esperanzador en torno al cumplimiento del séptimo Objetivo de Desarrollo Sustentable (ODS), siendo éste el acceso universal a energía asequible y no contaminante, es importante recalcar que en dicho análisis se excluyen los locales no construidos para habitación, los refugios y las viviendas móviles, lo que significa que aún existe trabajo por hacer para lograr un acceso universal en el estado.

En el Plan Estatal de Energía Jalisco 2019-2034 se menciona que el consumo energético de Jalisco es uno de los mayores en el país y especifica la concentración del 60% de dicho consumo en seis municipios: Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, el Salto y Puerto Vallarta. La relevancia de este tema en las propuestas y planes de las actuales candidaturas a la presidencia municipal de estos municipios, de los cuales cinco se encuentran dentro de la Zona Metropolitana de Guadalajara, recae en que nuevamente se establece en el Plan Estatal de Energía Jalisco las actividades para lograr el acceso a energía de fuentes no contaminantes como atribuciones concurrentes, es decir, se deben de realizar tanto por el gobierno estatal como por el gobierno local para de esta manera cubrir los derechos de la población y no contribuir al cambio climático. Dichas actividades incluyen la atracción a inversión en la infraestructura, la promoción de inversión privada y financiamiento para energías limpias, así como la fomentación de la participación y el compromiso ciudadano. (Consulmex, 2019)

El trabajo hacia el acceso universal a energías asequibles y no contaminantes representa un esfuerzo para el cumplimiento de no solo la Agenda del 2030, sino hacia distintos acuerdos internacionales de los cuales México forma parte, tales como el Acuerdo de París, el Protocolo de Kioto, el Pacto internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (Consulmex, 2019). Asimismo, como se mencionó anteriormente, dicho acceso ayudará al desarrollo económico, al acceso de bienes y servicios básicos para la población y a reducir los impactos ambientales que más tarde afectan la salud y el bienestar de las personas.

Lo anterior nos ayuda a recalcar la importancia del cumplimiento del ODS 7, lo cual debe de buscarse desde el gobierno municipal ya que puede incluirse no solo en la atribución concurrente de los próximos presidentes municipales sino en el hecho de que sus acciones y propuestas en distintos ámbitos que les competen, como lo es el transporte público y el alumbrado, pueden y deben incluir la consideración del uso de energías limpias. En el comparativo por ODS realizado en Boleta Transversal podemos observar que existen pocos esfuerzos en torno al acceso a energías asequibles y no contaminantes. Esto se evidencia en el hecho de que tan solo dos de los trece candidatos en Zapopan, dos de los once candidatos en Tlaquepaque, uno de los once candidatos de Tlajomulco, cuatro de los doce candidatos de Tonalá y ninguno de los catorce candidatos de Guadalajara ofrecen propuestas alineadas a alguno de los puntos del ODS 7 (Boleta Transversal, 2021). Al revisar las propuestas mencionadas podemos ver que el enfoque principal se encuentra en el acceso universal a la energía, dejando de lado en la mayoría de los casos el elemento de la generación por medios sustentables. Buscar alternativas distintas a los hidrocarburos, facilitar el espacio a la entrada de energías no contaminantes y fomentar el uso de las mismas para lograr el acceso universal debe de ser un elemento prioritario para todas las candidaturas. Esta responsabilidad se extiende a la ciudadanía al ser quienes nos dirigiremos a las urnas el próximo 6 de junio y, por ello, debemos de conocer con anterioridad a las candidaturas y sus propuestas para lograr identificar quiénes buscarán realizar un esfuerzo en el cumplimiento del acceso universal a energía no contaminante, de manera que podamos realizar un voto consciente en torno a ello.


Referencias:

Boleta Transversal. «Comparativo por ODS». Transversal Think Tank, s. f. https://www.boletatransversal.com/acerca-de.

CEMDA (2016). Marco jurídico de energías renovables en Jalisco. Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. México.

Consulmex (2019). Plan Estatal de Energía Jalisco. https://consulmex.sre.gob.mx/guangzhou/images/PDFpromocion/JAL_Energa.pdf.
Mide Jalisco. «Porcentaje de cobertura de viviendas con servicios básicos», s. f. https://seplan.app.jalisco.gob.mx/mide/panelCiudadano/detalleIndicador/1474.


*Semblanza: Andrea Dorantes Gómez: Estudiante de sexto semestre en Relaciones Internacionales en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Practicante en Transversal Think Tank.