¿Propuestas o Aspiraciones?

Alejando Aviña*

31 de may. de 2021

Durante las últimas semanas hemos sido bombardeados con una multitud de spots electorales, algunos que suenan y se ven bien, otros que rayan en lo ridículo.

Durante las últimas semanas hemos sido bombardeados con una multitud de spots electorales, algunos que suenan y se ven bien, otros que rayan en lo ridículo. Para nosotros como investigadores y analistas del contenido de las propuestas nos surge una pregunta: ¿Son propuestas o aspiraciones?
Para el caso de Tonalá, que es el municipio donde he enfocado mi investigación, se observa una inclinación más hacia el lado de las aspiraciones, independientemente del partido, la mayoría son simples buenas intenciones: carecen de un plan estructurado, premeditado y de largo plazo, resultan más bien aspiraciones circunstanciales que ni siquiera se sabe a ciencia cierta cómo ejecutarlas.
Las encuestas indican que la contienda en Tonalá se desarrollará en una dicotomía aparentemente evidente: Morena vs. Movimiento Ciudadano. Para el primer partido la propuesta es extraña, se tiene un candidato emanado de otro partido que ya fue presidente municipal en la década pasada, cuya plataforma electoral es la nostalgia de lo que fue, solo que ahora prometen que será mejor; en Movimiento Ciudadano pasa un fenómeno similar al de Guadalajara, romper o desentenderse de la administración en curso (que gobierna Movimiento Ciudadano) y prometer un nuevo pacto, no importa lo que hasta ahora se hizo o no se hizo, lo importante es lo que se hará .

El debate del 17 de mayo fue una buena oportunidad para que el electorado observara ese espectro político de 11 candidaturas, sin embargo, por cuestiones de tiempo y de cantidad de participantes se quedó muy corto, pero se logró apreciar qué tan preparados o no estaban en virtud de propuestas y visión a futuro. Si bien en el discurso se abordó el tema ambiental y la necesidad de hacer ajustes urgentes en las políticas públicas del municipio, en las propuestas quedan a deber; algunas tienen orientación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) por “golpe de suerte” más que por una intención misma, otras están perdidas. A continuación,abordaré los temas que considero relevantes para saber dónde estamos parados y hacia a dónde vamos.

La importancia de los ODS: Como consecuencia del multilateralismo, la ONU creó un programa denominado “ONU Hábitat” (en 1978) cuyo propósito era resolver los problemas de desarrollo urbano haciendo su crecimiento sostenible para mejorar la calidad de sus habitantes. En el caso de
México solo tres estados han adoptado esta agenda (Coahuila, Quintana Roo y Sinaloa) y 5 ciudades (Mérida, Querétaro, Reynosa, San Nicolás de los Garza y Zapopan). En 2015, la ONU presentó una serie de objetivos hacia 2030 a fin de encaminar esos esfuerzos y reducir las grandes problemáticas internacionales en materia de desarrollo urbano, cambio climático y medio ambiente. Más que un estándar internacional son una serie de objetivos con la finalidad de evitar llegar a 2030 con urbes colapsadas y con problemas irresolubles, por ello la importancia del porqué los candidatos deben de prestar atención a estos objetivos: primero plasmarlos en propuestas de gobierno y luego en planes municipales de desarrollo.

En la historia de la humanidad han existido diversas etapas y la herencia para el siglo XXI es la posmodernidad, cuyo principal elemento es la globalización, un componente fundamental que los candidatos parecen no entender, el cual es un fenómeno irreversible cuya orientación es la interdependencia. A pesar de ser un municipio -en este caso Tonalá- un territorio con particularidades, necesidades y características propias, no deja de ser ajeno al fenómeno, puesto que depende de él, se beneficia o perjudica de él. El error de las candidaturas es ignorar esto pues al hacerlo no aportan una visión en el futuro para el municipio ni tampoco un desarrollo o progreso para el mismo, por el contrario, se condena al municipio a navegar en la dirección que las circunstancias lo lleven.

Otro elemento crucial es la sociedad despolitizada (Tenzer:1992), la obra de Nicolás Tenzer a pesar de ser desarrollada a finales de siglo XX sigue vigente pues entiende este fenómeno como una consecuencia de la globalización. En ese sentido surgen varios cambios en las cuestiones que tienen que ver con la política, como los partidos políticos que sufren una reconfiguración en su forma de ser, ya no son aquellos partidos de cuadros y masas, ahora se convierten en simples medios para acceder al poder, incluso, llegan a convertirse en partidos “atrapa todo” (Kirchheimer:1966 en Krouwel: 2003). En ese sentido resulta entendible, más no justificable, ver a candidatos brincar de un partido a otro así como la abstención de la ciudadanía a participar en las elecciones.

Por último, el elemento que cierra esta reflexión es la planeación estratégica: un elemento que ha estado de moda, pero que en realidad no existe en México. Tenemos un Plan Nacional de Desarrollo a nivel federal cada 6 años, un Plan Estatal de Desarrollo cada 6 años y un Plan Municipal de Desarrollo cada 3, cada uno independiente e incluso no necesariamente en la misma dirección; es decir, cada 6 años re-inventamos, sin cuestionar o evaluar de manera seria si las cosas funcionan o qué elementos hay que corregir o continuar. Para que una planeación estratégica tenga éxito debe estar desarrollada en el largo plazo (CONAPO: 2011), pero estamos muy lejos de eso, por ello tenemos tan pobres resultados y tan grandes problemáticas.

No parece haber un candidato ni partido que entienda esto, que haga sus propuestas a partir de una reflexión más global de la realidad, que pueda elaborar una proyecto y/o una agenda sólida de largo plazo para resolver las problemáticas del municipio y en medida de sus posibilidades mitigar las emergentes. Estamos pues ante meras aspiraciones de cómo queremos ver el municipio, y no está mal, pues es una añoranza que tenemos todas las personas que vivimos aquí, pero para un gobernante, para la persona que toma las decisiones y da rumbo al municipio, no puede quedarse solo ahí, puesto que en 9 años —es decir en 2030— se va llegar a un punto de evaluación del mundo en términos generales, y si ignoramos eso, muy probablemente estaremos en zonas muy rezagadas y poco competitivas.


Referencias:

CONAPO (2011). La Planeación Demográfica en México. http://conapo.gob.mx/work/models/CONAPO/Resource/208/6/images/LaPlaneacionDemograficaEnMexico.pdf

Krouwel, A.. (2003). Otto Kirchheimer and the Catch-All Party. West European Politics - WEST EUR POLIT.
Tenzer N. (1992).La sociedad despolitizada. España, Paidos, p.356



*Alejando Aviña: Estudiante de Maestría por el Instituto Nacional de Administración Pública